Buenas tardes y feliz viernes SOÑADORES.

¿Cómo te encuentras ahora mismo? ¿Qué tipo de emoción estas experimentando en estos instantes? ¿Estás alegre, triste, enojado, frustrado? ¿Confías en la imposición de las cosas a través de la violencia o prefieres utilizar otro tipo de mecanismos y habilidades? Y la que yo creo una de las preguntas más reveladoras que deberíamos plantearnos en la actualidad ¿Crees que para que los demás te respeten es necesario ser serio, agresivo y duro?

Una de las ideas que imperan en nuestras vidas y que deberíamos extinguir de una vez por todas, es la extraña necesidad que tiene el ser humano de hacerse respetar o de darnos importancia cuando llegamos por primera vez a un lugar, a un nuevo puesto de trabajo, una nueva comunidad de vecinos o cuando participamos en proyectos que conlleven trabajar en un nuevo equipo.

Entiendo que todos tenemos la necesidad de crear una correcta imagen personal, basada en un estatus adecuado en la sociedad en la que nos movemos, pero lo que me resulta realmente curioso es que creamos que ese nivel social se consiga a base de construir una imagen de nosotros mismo basada en la dureza, en la agresividad y en la sensación de que nada puede herirnos ni dañarnos.

Violencia efimera

Ese tipo de imagen que vamos diseñando de nosotros mismos para conseguir encajar y que evite dañarnos y cuyo objetivo es protegernos, no deja de ser una “falsa creación” del tipo de persona que estamos llamados a ser, o lo que a mí me gusta llamar la mejor versión de nosotros mismos.

En nuestra búsqueda continua de ser mejores y de superarnos, una parte muy importante sería darnos cuenta, de una vez por todas, de que volvernos recios y rudos y actuar de manera agresiva, no es un mecanismo de defensa, sino más bien una actitud limitante y condenatoria que nos arrastrará al fracaso en nuestra exploración constante de perfeccionar nuestras relaciones con los demás.

¿Quieres protegerte contra la agresividad del mundo? ¿Deseas crear una versión de ti mismo que todos respeten en lugar de que te teman? Practica lo que yo llamo el interés continuo por lo demás. No importa lo listo, hábil o competente que seas, si quieres causar una buena impresión, que te respeten y te admiren, presta especial atención a las necesidades de cuantos te rodean. Verás que a veces, las personas solo necesitan que se les escuche y que se les comprenda. Y si en algunos momentos aparecen situaciones de crisis o de desacuerdo recuerda las palabras de Martin Luther King Jr. que decía:

“Solo la luz pueda sacar a la oscuridad de una habitación”

Y sobre todo recuerda que los incendios no se apagan con gasolina, sino más bien quitándoles el oxígeno del que se alimentan. Elimina todas las cosas que no se necesiten en una situación de tensión y conflicto y veras como poco a poco se calma la mar revuelta.

*) “Todo aquello que con violencia conquistemos, tendrá fecha de caducidad”.

 

Cuando pienso en esto, me viene a la mente la famosa frase de Séneca que decía:

“El poder conseguido con violencia nadie por mucho tiempo lo conserva”

Si miramos hacia atrás en la historia podremos contemplar más de un ejemplo de estas sabias palabras. El Apartheid, Hitler y el Tercer Reich, la opresión británica en la India, son claros ejemplos de verdaderos imperios que se crearon con las artimañas de la violencia y que, aunque vivieron durante muchos años, al final terminaron por perecer.

*) Libro: “El arte de la felicidad” de Howard C.Cutler.

Este libro recoge todas las enseñanzas y las charlas que este psiquiatra, neurólogo, periodista y escritor, tuvo con el actual Dalai Lama.

Los temas que tratan los dos personajes principales del libro, son de una belleza y una actualidad abrumadoras.

Algo que me llamó mucho la atención fue la especial importancia que el principal líder del pueblo tibetano les da a las relaciones con las personas y que uno de los pilares básicos de sus enseñanzas sean la compasión y el amor por la naturaleza común de los seres humanos.

Se trata de un libro con profundo carácter espiritual que recomiendo a todas aquellas mentes inquietas que quieran obtener un diferente punto de vista de temas universales como son el amor, el apego, la búsqueda de la felicidad o la paz interior.

*) Video: “La Ahimsa” por Rafael Santandreu.

Este video me resulto muy divertido la primera vez que lo vi porque pensé que este psicólogo de conocido prestigio se había vuelto completamente loco.

Pero si te paras a contemplar el video de una manera pausada, lo procesas y lo asimilas desde el punto de vista compresivo, al final encuentras verdadero sentido a las palabras que comenta este profesional del pensamiento humano.

Si conseguimos cambiar en nuestra mente la figura agresiva de las personas por la simpática idea de que no dejan de ser “niños” en conflicto interno con ellos mismos, nos ayudará a plantear posibles soluciones y mejores mecanismos para saber tratar con este tipo de personas.

Podéis ver el video:

*) Un nuevo hábito para la semana que comienza. “Lista diaria de ingredientes y alimentos”

Este es un hábito que tengo previsto introducir en mi lista y ponerlo en práctica, en breve.

Consiste en diseñar un cuaderno, en el que todos los días me informe sobre un tipo de alimento o ingrediente que incorporar a mi dieta. En esta lista no solo se hablará del producto en sí, sino también de su procedencia, época del año en la que se cultiva, propiedades y beneficios para el organismo, etc.

Hay una frase que todos conocemos que dice: “somos lo que comemos”. Dedicar unos pocos minutos de tu día a conocer, de una manera sencilla, más cosas sobre lo que comes, te aportara muchas ventajas a la hora de diseñar un correcto menú semanal que puedas degustar y que te haga sentir mejor.

*) Y para terminar como todas las semanas, ¿Qué meterías tú?

Puedes dejarnos tu respuesta justo aquí abajo en los comentarios, a través de nuestro formulario de contacto o en las redes sociales cuyos links tienes inmediatamente.

Te veo en el camino!!, un abrazo.

Álex García