Muy buenas tardes y feliz viernes, SOÑADORES.

En esos días en los que piensas que era mejor no haberse levantado de la cama ¿Qué caminos decides escoger? ¿Qué cosas te dices a ti mismo? ¿En quién o en qué te apoyas para seguir adelante? Y, por último ¿Escribes notas en un diario o cuaderno lo que te ha ocurrido y como lo has encajado?

Hay muy pocas “verdades” inmutables e iguales para todas las personas que habitamos en este mundo, pero sin lugar a dudas ni discusión, el tener un mal día es algo que todos podemos vivir en cualquier momento.

Tarde o temprano a todos nos pilla la tempestad en algún instante de nuestro viaje. Hay una frase muy bonita en la filosofía budista que nos dice: “En el mundo ocurren cosas realmente horribles como las guerras, la envidia, el odio, la muerte, el hambre, que nos pueden herir de alguna manera ¿De verdad piensas que no te va a pasar a ti también?” Es por todo esto que creo que una de las cosas que tiene más relevancia y utilidad en el mundo del desarrollo personal es la creación de lo que yo personalmente llamo “La cabaña del lago”

La cabaña del lago

La construcción de este lugar consiste básicamente en reservar un lugar privado en tu hogar donde puedas refugiarte en esos días oscuros en los que el mundo y sus locuras hayan podido contigo. Un lugar que combine materialidad, recuerdo, imaginación y espiritualidad. Coge algunas cosas que te resulten emotivas y bonitas. Antiguas fotografías y regalos que te hicieron en el pasado y que te evoquen emociones de alegría y amor. Premios que consiguieras por algún éxito en concreto que te hagan sentir útil y confiado. Un perfume o prenda de ropa que te transmita a través del olfato esa sensación de vivir el momento presente, etc. En resumen y por hacerlo todo más sencillo, algo que te traiga buenos recuerdos, aumente tu autoestima y te dibuje una sonrisa en la cara.

Si te apetece, te contaré un poco en que consiste el mío para que te hagas una idea. Yo tengo un mural con fotos de toda mi familia que me hacen sentirme respetado y amado. Medallas, diplomas y trofeos que inmortalizan éxitos y fracasos y que me recuerdan dos cosas fundamentales en la vida y a cada cual más importante que es, aprender de las derrotas y una más transcendental aún, conocer adecuadamente la manera más humilde de ganar. También tengo un sinfín de libros que me inspiran, me educan y me guían. Un poco de tierra para dibujar mis “líneas en la arena” que me den sensación de sencillez e imaginación para dibujar mi propio camino. Y hasta un cazador de sueños para no olvidar la máxima de esta vida de que tenemos que vivir por y para cumplir nuestros sueños.

cumplir nuestros sueños

Y ¿Por qué llamarlo entonces la cabaña del lago? Pues es muy sencillo. En esos días oscuros en los que todo se tuerce, me voy a mi estudio, a ese rincón del que hemos hablado, enciendo algo de incienso y recuerdo el pasaje de Henry David Thoreau del que hablan en la película “El club de los poetas muertos” que decía:

«Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida…para no darme cuenta, en el momento de morir, que no había vivido».

Durante esos instantes me retiro a esos parajes de los que hablaba este fantástico escritor y hago las paces conmigo mismo y con el resto del mundo. Me limito a preguntarme simplemente los “para que” me va a servir eso que tan malamente he sabido gestionar en ese día y a continuación me pierdo en mis pensamientos más creativos y curiosos.

Cuando tus días se vuelvan oscuros, y seguro que alguna que otra vez te sucederá, una forma de estar preparado es crear tu propia cabaña del lago. Ese lugar donde nadie más puede llegar porque no conoce el camino y donde te encontrarás con esa mejor versión de ti mismo que siempre te estará esperando.

 

*) “En tus días oscuros, concédete el aprendizaje de la derrota y prepárate para el regreso a la batalla”

En tus días oscuros, concédete el aprendizaje de la derrota y prepárate para el regreso a la batalla

Como ya he comentado en innumerables ocasiones, una de las etiquetas o falsas creencias que existen y nos rodean en el mundo del coaching y del desarrollo personal es creer que somos personas “positivas a toda costa” “felices de manera perpetua” y que siempre estamos motivados y en “la cima del estado emocional”.

Nada más lejos de la realidad. En mi caso, por ejemplo, sí que es cierto que cada vez tengo menos días malos, porque es algo que no me puedo permitir, pero lo que está claro es que soy un ser humano como otro cualquiera, con días buenos y malos y con estados de ánimo mejores o peores, pero tal y como yo lo supongo, yo prefiero considerarme como un atleta de alto rendimiento que no puede flaquear jamás. Tengo que cuidar mi ejercicio físico, mi alimentación y mi descanso, pero sobre todo tengo que tener un especial cuidado en mi fortaleza emocional y mental.

En los días en los que la oscuridad oculta mi camino, me limito a realizar una sola pregunta y es ¿Para qué me puede servir un día como hoy, en el que me ha pasado …? A continuación, tomo nota de las dos o tres claves para el aprendizaje a las que he llegado con mi mejor discernimiento y acto seguido me refugio en mi “cabaña del lago”, y dedico todo lo que me quede de día a mimarme y en el caso en el que me lo pueda permitir me meto en la cama y me dejo atrapar por el sueño, mientras pienso que he hecho lo que he podido, que me puedo permitir perder la batalla porque lo que realmente importa es vencer en la guerra.

Al día siguiente reviso mis notas y vuelvo de nuevo a la carga. Vuelvo a mi camino y de vuelta a la contienda.

*) Libro: “Walden. La vida en los bosques” de Henry David Thoreau.

Este es un libro que nos habla de política, religión, sociedad, relaciones, amor, naturaleza, pero sobre todo habla de lo que yo llamo los cinco pilares del éxito y la felicidad que son (psicología y crecimiento personal, liderazgo, emprendimiento, educación financiera y espiritualidad) Todo desde un punto de vista muy personal y adecuado a la época en las que se escribió este manuscrito.

Muy recomendado si buscas inspiración y nuevos puntos de vista que te ayuden a desarrollarte y motivarte.

*) Video: “Crear un collage con fotos en tu móvil”.

Aquí os dejo un video explicativo donde nos enseña a crear con una simple aplicación del móvil un collage con imágenes y fotos que podrás colocar en la creación de tu propia cabaña del lago.

Podéis ver el video:

*) Un nuevo hábito para la semana que comienza. “Construye tu cabaña del bosque”.

Te invito a que cada día, durante los próximos meses dediques un objetivo de tu día a la creación de tu propia cabaña del bosque. Ese lugar especial que te esperará y ayudará en tus días más complicados.

*) Y para terminar como todas las semanas, ¿Qué meterías tú?

Puedes dejarnos tu respuesta justo aquí abajo en los comentarios, a través de nuestro formulario de contacto o en las redes sociales cuyos links tienes inmediatamente.

Te veo en el camino!!, un abrazo.

Álex García