Muy buen día y feliz viernes.

¿Qué tal estás?, ¿Cómo ha ido esa semana?, ¿Qué trazado ha tenido tu “sendero del día a día”? Yo, acabo de regresar de unos días en la playa con mi mujer y mi hijo, y vuelvo lleno de entusiasmo y vitalidad, listo y con las pilas cargadas para volver al trabajo.

Quiero aprovechar lo que he venido sintiendo estos días, para compartir contigo una idea que hace tiempo le leí a Robin Sharma (podéis conocer más referencias sobre él, en el artículo de la semana pasada, “Teje tu vida con el material de tus sueños”) y que me parece digna de mención.

A veces, ya sea por unos motivos u otros, volcamos toda nuestra intención por demostrar nuestro afecto, en las personas que más respetamos o a las que estamos deseosos de impresionar o cautivar, pero olvidamos prestar atención, o simplemente descuidamos, a las personas más cercanas a nosotros como son nuestros padres, hermanos, pareja, hijos, sólo porque suponemos que es su obligación amarnos o porque damos por hecho que lo harán.

La última vez que diste un abrazo con todas tus fuerzas a un ser querido ¿conseguiste que se sintiera la persona más importante del mundo?, ¿le dijiste que lo amabas por encima de cualquier cosa?

Te invito a que esta semana escojas a un ser querido, lo abraces con toda la pasión de la que seas capaz y luego mirándolo a los ojos le digas unas palabras de esas que se quedan grabadas en lo más profundo de nuestra alma. Créeme cuando te digo que esa persona tardará años en olvidar ese momento.

Si te apetece, cuéntanos abajo en los comentarios, qué palabras le dirías a esa persona.

Feliz semana “SOÑADORES” y recordad que …. Nos vemos en el camino.

 

*) “La valía de un proyecto se mide por la grandeza de los corazones que le dan forma”.

Si prestas una especial atención a las grandes marcas personales a lo largo de la historia, te darás cuenta desde el principio que detrás de la marca, detrás de la imagen y de lo que representa el proyecto en sí, está la figura de una o varias personas que pusieron toda la fuerza de su corazón en hacer realidad esa visión, ese sueño.

Una de las maravillosas cosas que tiene vivir en los tiempos en los que vivimos, es que gracias a la tecnología podemos informarnos y conocer de primera mano las técnicas, hábitos y formas de liderar que tienen esas personas y poder así aprender de ellas.

Si estás pensando en emprender algo y no sabes cómo hacerlo, no tienes las ideas claras, o simplemente necesitas alguna referencia, mi consejo es que busques algo que te despierte algún tipo de emoción, un libro, un móvil, un tipo de bebida o comida y luego investigues sobre el creador o creadores de ese producto. En la figura de esa persona o de ese grupo de personas y en la cantidad de pasión e ilusión que albergan en sus corazones, reside seguro el éxito de su proyecto.

*) “El código del dinero” de Raimon Samsó.

Este es uno de los libros que yo suelo llamar “reprogramador” porque es capaz de desestabilizar y cambiar por completo las ideas o paradigmas que tuvieras sobre algunos temas en concreto, en este caso conceptos e ideas relacionadas con el dinero, la economía, el panorama empresarial, el emprendimiento y el actual concepto de jornada laboral y los tipos de empleo.

Otra cosa, que también me gustó muchísimo de esta obra, es el toque de coach que tiene Raimon Samsó y que usa en la manera en la que se expresa en el libro, y cómo a través de preguntas inspiradoras te invita a mirar las cosas desde un punto de vista hasta ahora no contemplado en el mundo de los negocios.

*) Video:” Los 14 Ochomiles de las Pymes Españolas”.

Todos los meses compro la revista “Emprendedores” porque, no solo me gusta estar al día en el mercado laboral sino porque además tratan el tema del emprendimiento que es algo que me apasiona. En una guía que incorporaba uno de los últimos números apareció dibujado y escrito en forma de resumen el video que aquí os presentamos. Yo personalmente descubrí varias cosas que me causaron un impacto muy favorecedor; primero la figura de Carlos Soria, un ejemplo viviente de nuestra filosofía del Tao y de cómo la edad es sólo una fecha en tu carnet de identidad, y segundo el enorme valor que tienen las pequeñas y medianas empresas en nuestro País.

Podéis ver el video:

*) Un nuevo hábito para la semana que comienza. “Mis quince minutos con …”.

Este es un hábito que incorporé a mi lista el verano pasado y que actualmente mantengo a «raja tabla». Todos los días sin excepción, dedico quince minutos de mi tiempo a ponerme un video o un podcast de algún tema que decido a principio de mes.

Por ponerte un ejemplo, el último día del mes pasado decidí que temática tocaría este mes (me decanté por la psicología cognitiva) y el primer día del mes actual hice una lista de quince videos y quince podcast o entrevistas, todo relacionado con el tema en cuestión, y diariamente dedico quince minutos y no más, a disfrutarlos y a aprender de ellos. Y no vale la excusa de que no tienes tiempo porque quince minutos tenemos todo el mundo, todos tenemos colas en las que esperar, y sitios a los que desplazarnos ¿Por qué no aprovechar esos tiempos muertos de una manera productiva e informativa?

*) Y para terminar como todas las semanas, ¿Qué meterías tú?

Puedes dejarnos tu respuesta justo aquí abajo en los comentarios, a través de nuestro formulario de contacto o en las redes sociales cuyos links tienes inmediatamente.

Te veo en el camino!!, un abrazo.

Álex García