Muy buenas tardes y feliz viernes, Soñadores.

       ¿Lideras o diriges? ¿Qué te hace destacar entre los demás o alguien a quien seguir y admirar? ¿Cómo es el mensaje que promueves? ¿A quién molesta o hace sentir incómodo? Y, por último ¿Hasta qué punto estás implicado y comprometido con tu círculo más cercano?

       Siempre he sentido amor y pasión por la cultura de los “Nativos Americanos”. Desde que era pequeño siempre me llamaron muchísimo la atención esas tribus indias que veía en los libros de historia, en los documentales y en el cine. Su espiritualidad y conexión con la naturaleza, su orden, su armonía y respeto con el entorno en el que habitaban, sus carismáticos líderes, así como la supremacía del colectivo frente al individuo, entre otros, son los rasgos que más los definían y los que más admiro.

       Creo firmemente que todas esas culturas, casi extinguidas ya, aún pueden enseñarnos gran cantidad de cosas y si las unimos con el conocimiento de la cultura de Occidente y le damos a cada cosa su lugar el resultado puede ser realmente potente.

       Si tu propósito en la vida es Liderar a un grupo o a un colectivo, si aún no sabes cómo crear tu mensaje ni comunicar tu sentido de la vida, el motivo que te empuje a seguir andelante, creo que el artículo de hoy te va a resultar muy interesante.

       Pasa, ponte cómodo y …

       ¡Disfruta de tu Tribu!

*) “La vida de una tribu se nutre de la grandeza de su líder y de la cohesión de su grupo”

       Una tribu no puede existir sin un líder que transmita carisma, autenticidad y una idea y un mensaje que transporte esa idea.

       ¿Cómo trabaja un líder para hacer crecer su grandeza?

       Empezando por iluminar, en lugar de brillar con luz propia, el verdadero líder se enfrenta a las inercias y a los estancamientos, a lo común, a lo que todo el mundo hace.

       Crea movimientos que implican a las personas y hacen que se cuestionen su sentido de pertenencia al grupo.

       Y se comprometen en cuerpo y alma a la causa, a las personas y a su Tribu.

       Si alguna vez te has preguntado cómo puedes trabajar los rasgos que hacen grandes a los líderes y a las personas te insto a que incorpores todas estas herramientas a tu mochila de viaje en el camino hacia tus sueños y tus éxitos.

*) Libro: “Tribus” de Seth Godin

       En esta obra de arte encontrarás una nueva visión de cómo son los mercados en nuestra era, haciendo un viaje por las distintas opciones de negocio de la historia y los distintos métodos de liderazgo que se han llevado a cabo hasta la actualidad.

       Si quieres contemplar la perspectiva de un genio de las finanzas, el marketing y la marca personal, no te puedes perder la oportunidad de aprender de uno de los pioneros en la “publicidad no invasiva” y en su idea de la creación de colectivos que vivan por y para tu propósito a través de la creación de lo que él llama “Tribus”.

*) Vídeo: Charla Ted: ”Las tribus que lideramos” de Seth Godin  

       ¿Alguna vez has pensado dar una charla, una ponencia o algún tipo de formación para otras personas?

       Te recomiendo todos y cada uno de los testimonios de este tipo tan increíble. Créeme, lo tiene todo estudiado al milímetro. Las imágenes, como se mueve por el escenario, los chistes, las pausas. TODO. Por no hablar del contenido de valor que aporta. Y lo hace de la manera más natural del mundo.

       En la charla de hoy nos desarrolla muchas de las ideas que expone en su libro, que hemos recomendado antes y que no te dejará indiferente.

       Si eres emprendedor o trabajas con equipos de trabajo y quieres mejorar tu grandeza como líder o tus dotes comunicativas o simplemente trabajar tu desarrollo personal, este escritor y conferenciante no puede faltar en tu biblioteca particular.

       Podéis ver el vídeo:

       

*) Hábito: “¿A quién estas incomodando?”

       Lo mismo que siempre abogo por el continuo esfuerzo en la cordialidad, el sentido común y el evitar a toda costa, quejarse, criticar o juzgar; hace un tiempo que implanté el hábito en mi vida de pensar qué cosas hacían todas las personas de mi entorno. Casualmente  entendí que es lo que hacía la mayoría, e intentaba darle una vuelta de tuerca para hacer algo que cambiara la situación que vivía en la actualidad y así poder instaurar un nuevo rumbo en mi vida y obtener los cambios necesarios para conseguir realizar todos mis sueños.

       Te invito a que durante un tiempo observes aquellas cosas que hacen las personas de tu entorno más cercano y que cuando las tengas identificadas te hagas estas preguntas ¿Qué le falta a este acto que aún no tiene? ¿Qué alternativa tengo a esta acción? ¿Cómo puedo introducirla en mi vida para que obtenga mejores resultados?

       Un ejemplo para ir trabajando en este hábito. La crítica. Cuando veas que una persona delante de ti critica a alguien o a algo, realízate estas tres preguntas en lugar de tomar parte activa de esa acción. No la compartas, no las digas, en primer lugar solo conseguirás crearte enemistades y esto no te interesa, pero trabaja las respuestas y crea un plan de acción para ponerlas en práctica. Te aseguro que se obtienen muy buenos resultados.

*) Podcast: “¿Cómo discrepar sin crear conflictos? Del Podcast “Te invito un café” de Robert Sasuke.

       Tan importante es generar incomodidad, pensar a quién estamos molestando para crear una idea innovadora que ayude y que genere una tribu, como desarrollar y potenciar el conocido arte de conseguir discrepar de alguna idea u opinión sin llegar a crear un conflicto ni ofender, ni dañar a nadie.

       Te invito a que, si aún no te has suscrito a este Podcast, lo hagas y te sirvas de la cantidad de información que pone Robert Sasuke a tu disposición en el área de la Psicología y el desarrollo humano, para que sigas creciendo en tu desarrollo personal y puedas también ponerlo en práctica en tu vida personal.

*) Y para terminar como todas las semanas, ¿Qué meterías tú?

  Puedes dejarnos tu respuesta justo aquí abajo en los comentarios, a través de nuestro correo (info@eltaodeunsueño.com) o en las redes sociales.

FELIZ SEMANA.

NOS VEMOS EN EL CAMINO.

ÁLEX