Episodio 90 - El experimento de la cárcel de Stanford

  ¿En qué consistió «el experimento de la cárcel de Stanford?


  ¿De qué depende que alguien sea bueno o malo?

  ¿Qué es el efecto Lucifer?

  ¿Crees que influye en nuestro comportamiento los cargos y los roles dentro de un grupo?

  En el episodio de hoy vamos a hablar del experimento de la cárcel de Stanford y de cómo influyen en nuestro comportamiento las circunstancias de cada momento y el poder de los roles y el sentido de pertenencia aún un grupo. 

  CONTEXTO: El poder de las circunstancias, los roles y el sentido de pertenencia a un grupo

  ¿Recuerdas lo que hablamos en el episodio del podcast de La cueva de los ladrones

  En este episodio hablamos de psicología social y de cómo el sentido de pertenecer a un grupo podía influir de una manera muy particular en nuestra forma de actuar y de comportarnos. 

  Existen varios experimentos de psicología social que causaron un gran impacto por su moralidad y ética en cuanto a su realización y por su repercusión mediática y hallazgos. Estos experimentos son el experimento de la cárcel de Stanford de Philip Zimbardo y el experimento de la obediencia a la autoridad de Stanley Milgram

  ¿En qué consistió el experimento de la cárcel de Stanford?

  Fue llevado a cabo en 1971 por un equipo de investigadores liderado por Philip Zimbardo de la Universidad de Stanford. 

  Se reclutaron voluntarios (muchos de ellos estudiantes de psicología e incluso amigos) que desempeñaron los roles de guardias y prisioneros en una prisión ficticia.

  De los 70 candidatos que respondieron al anuncio, Zimbardo y su equipo seleccionaron a los 24 que estimaron más saludables y estables psicológicamente. Los participantes eran predominantemente blancos, jóvenes y de clase media. Todos eran estudiantes universitarios.

  La cárcel ficticia se instaló en el sótano del Departamento de psicología de la Universidad de Stanford. Un investigador asistente sería el «alcaide» y Zimbardo el «superintendente».

Zimbardo estableció varias condiciones específicas que esperaba que provocaran la desorientación, la despersonalización y la desindividualización.

  Se les advirtió que podían ocasionar malestar pero jamás agredir o dañar de manera física.

  Todo se recreo de la manera más similar posible. A los funcionarios se les impartió, un día antes de comenzar el experimento, una clase sobre las directrices que debían seguir y a los prisioneros se les imputó un delito de robo a mano armada y fueron arrestados por policías reales que se ofrecieron voluntarios.

  Prisioneros y funcionarios vestían de una manera especial dependiendo de sus roles.

  Zimbardo decidió terminar el experimento prematuramente cuando Christina Maslach, una estudiante de posgrado no familiarizada con el experimento, objetó que la «prisión» mostraba unas pésimas condiciones, tras ser introducida para realizar entrevistas. Zimbardo se percató de que, de las más de cincuenta personas externas al experimento que habían visto la prisión, ella fue la única que cuestionó su moralidad. Tras apenas seis días, ocho antes de lo previsto, el experimento fue cancelado.

  ¿Qué es el efecto Lucifer?

  Es un término que se utiliza en psicología para explicar el proceso de transformación que puede sufrir una persona sin ningún tipo de problema psicológico ni psíquico y que puede acabar realizando un acto malvado. 

  Lo más interesante de esta explicación es que ninguna persona está exenta de vivir este fenómeno y en el cual se destaca por encima de todo el poder de las circunstancias en nuestra forma de comportarnos.

  Normalmente nos definimos a nosotros mismos en base a nuestra personalidad y creencias, en torno a nuestra experiencia vital y formas de ver el mundo pero se nos olvida por encima de todo el poder del entorno, nuestro sentido de pertenencia al grupo y las características de las situaciones que vivimos en cada momento.

  ¿Qué nos enseña el experimento de la cárcel de Stanford?

  Todos somos corrompibles y podemos llegar a ser malvados en función de las circunstancias.

  El poder que tienen los roles y nuestra manera de identificarnos con esas etiquetas.

  Nuestro sentido de pertenencia al endogrupo y la forma que tenemos de prejuiciar y estereotipar a las personas del exogrupo. 

  La influencia que tiene el poder y el sentido de superioridad ética y moral en nuestras acciones. (¿Crees en el rol del líder sin cargo?)
  La importancia de advertir el famoso efecto de desconexión moral. Dentro de nuestro aprendizaje social podemos cambiar, alterar o modificar nuestro sistema de valores y creencias para identificarnos de mejor manera con nuestro endogrupo y evitar la disonancia cognitiva

  <<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: