Episodio 86 - La resiliencia ante la adversidad de Kenzaburo Oe

  ¿Sabes quiénes eran Kenzaburo y Hikari Oe?


  ¿Qué harías si tuvieras un hijo que naciera con algún tipo de discapacidad o limitación ya sea física o mental?

  ¿Qué hace que algunas personas simplemente acepten lo que les trae el devenir de la vida y otros luchen hasta su último aliento por mejorar lo que la vida les ofrece?

¿Cuáles son para ti los mejores componentes de una historia de superación personal? ¿Crees que podrás encontrarlos en esta historia?

  En el episodio de hoy vamos a hablar de la historia de Kenzaburo y Hikari Oe. Una historia no solo de superación personal sino también de introspección, de resiliencia y de cómo mejorar de alguna manera y en algunos aspectos lo que la vida nos ofrece. 

  Una narración de introspección y superación personal en las mejores y peores circunstancias (mostrando amor y miedo, egoísmo y altruismo, por igual) que nos podamos encontrar en la vida ante una situación que solo nos deja la resiliencia como única arma para enfrentarnos a ella.

  CONTEXTO: Una cuestión personal. ¿Quiénes eran Kenzaburo y Hikari Oe?

  Kenzaburo Oe nace en Shikoku (la isla más pequeña de todas las islas que conforman el archipiélago Japonés). Cursó estudios universitarios de filosofía y letras y se licenció en 1958 especializándose en literatura Europea. 

  El 13 de Junio de 1963 nace Hikari Oe, hijo de kenzaburo y Yukari Oe. Hikari sufre una hidrocefalia al nacer y los médicos tuvieron que realizarle una serie de intervenciones quirúrgicas para salvar su vida, lo que lo dejó con una limitación visual importante, epilepsia, retraso en el desarrollo, discapacidad mental irreversible y un profundo grado de autismo.

    Kenzaburo quería aceptar el consejo de los especialistas que le aconsejaron que dejase que su hijo falleciera pero fue su mujer la que se opuso a dejar morir al pequeño.

  Estos acontecimientos se volvieron el eje principal de su obra.

  En una entrevista extendida del 16 de abril de 1995, Oe contaba que consideraba su escritura como un medio de curación y terapia.

  Oe, ya deprimido por su estancada carrera como autor, luchó con la decisión, pensando que él y su esposa deben escapar del «bebé monstruo». Mientras consideraban sus opciones, visitaron médicos en Hiroshima que trabajaban con víctimas de explosiones atómicas; Algunos de estos médicos sufrieron los efectos de la radiación. Le contaron sobre su proceso de crecimiento de la desesperación a la esperanza y es aquí donde Kenzaburo se aproxima y comprende por primera vez lo poderosa que puede ser la resiliencia.

  En 1964 escribió el libro “Una cuestión personal” una obra que los críticos consideraron como un viaje moral descendente hacia el oscuro núcleo de la persona que entendemos como el ego. Es una novela con pequeños retazos autobiográficos que narra la historia de un profesor universitario cuya vida da un tremendo giro cuando recibe la noticia de que su mujer trae al mundo a una criatura con deformidad en la cabeza y un tremendo retraso mental que lo limitará a una vida vegetativa. El libro cuenta el camino de ese viaje introspectivo cargado de culpa, miedo y desasosiego.

  En 1994 gana el premio Nobel de literatura siendo el segundo japonés en la historia en conseguir dicho  galardón. En la ceremonia de entrega de premios de Estocolmo, informó al mundo que no escribiría más novelas puesto que ya no tenía más razones para escribir.

  La historia de un niño autista que se hizo un gran compositor de música clásica

  Hikari encontró su voz en la música.

  Se dice que Hikari paseaba con sus padres cerca de su casa y oyó el cantar de un pájaro. Hikari lo imitó con gran precisión. Sus padres quedaron fascinados. Le compraron grabaciones de audio con cantares de pájaros, gracias a los cuales comenzó en el camino del aprendizaje del arte de la música clásica.

  Así fue como tuvieron la idea de contratar un profesor de música para Hikari. Sus padres contrataron entonces a la profesora de piano Kumiko Tamura para su hijo. En vez de hablar, Hikari comenzó a expresar sus sentimientos a través de la música y mediante composiciones musicales. Con el tiempo, se le enseñó solfeo y con el tiempo se le ha considerado como uno de los mejores compositores de música clásica contemporánea.

  ¿Qué nos enseña la historia de Hikari y Kenzaburo Oe?

  En muchas ocasiones es necesario observar con la mirada puesta en lo que se puede llegar a ser y hacer acopio de toda la resiliencia que seamos capaces de desarrollar para hacerlo realidad.

  La primera lección que me enseña esta historia de superación es la de que “todos sentimos miedo” y que para nada es una visión egoísta e inhumana. Es por eso que somos humanos y es en la condición humana donde nacen el miedo y la desesperanza.

  La segunda lección que saco de esta historia es la corroboración, una vez más, de esa preciosa frase que dice que al lado de la historia de un gran hombre está la figura de una insólita mujer (Historia de Tabitha King)

  La tercera cosa que más me impacta de esta historia personal es que Oe utilizó la escritura como medio de curación y terapia. No es la primera vez que se cita en este Podcast la importancia de las artes en el mundo de la terapia y el bienestar. “Si no tienes voz para contar lo que te sucede, hazlo a través de las artes o deja que otros lo hagan por ti a través de las mismas” 

  Cómo cuarta lo importante que es acercarte a las historias de superación personal que existen en la vida real. Esos son lo verdaderos héroes de las películas, los verdaderos testigos y portadores de “las pistas de la felicidad”

  ¿Qué piensas que hubiera pasado si los padres de Hikari Oe hubieran seguido los consejos de sus médicos y profesionales y hubieran dejado morir a su hijo? Seguramente todo hubiera sido más fácil (como si la vida fuera fácil). 

  ¿Crees de veras que esos padre hubieran sufrido menos? Es posible, pero jamás habrían experimentado las alegrías, la inmensa satisfacción y el aprendizaje al que tuvieron que hacer frente para sacar adelante de vida de Hikari

  Y por último ¿Sabes qué significa el nombre de Hikari? Significa “Luz”. Esa luz que tanto ansiamos y que a menudo no encontramos porque espera latente y paciente dentro de nosotros a ser avivada.  

  <<<<< >>>>>

  Espero que te haya gustado el artículo y que lo encuentres interesante y de valor.

  Si te surge alguna duda o tienes cualquier tipo de pregunta no dudes en utilizar cualquiera de los canales que tienes a tu disposición para contactar conmigo y un millón de gracias por tus opiniones y valoraciones en iTunes, iVoox, Spotify etc.

Me encantaría que te tomaras unos minutos y me respondieras al siguiente cuestionario para saber más de ti y cómo te puedo ayudar. Pincha en el siguiente enlace y permíteme conocerte mejor.

Cuestionario de la Web

  Un abrazo muy fuerte.

  Nos vemos en el camino.

  Álex.

Puedes escuchar el podcast en las siguientes plataformas: